sábado, 17 de agosto de 2013

254. EL MILAGRO.

A estas alturas no sé cómo hay gente que aún se pregunta si los milagros existen. Claro que existen. Quien lo dude que se venga, al caer la tarde, y que se siente conmigo en lo más alto de la duna.

Seguro que me dirá que sí, que es extraordinario contemplar cómo el sol desaparece hacia el mar mientras el cielo deja de ser azul para ser de todos los azules.

Entonces yo le diré que, para mí, lo verdaderamente extraordinario no es que eso ocurra, sino que eso ocurra todos los días. 

4 comentarios:

  1. ¡Ah, principito!, cómo he ido comprendiendo lentamente tu vida melancólica!
    Durante mucho tiempo tu única distracción fue la suavidad de las puestas de sol.
    Este nuevo detalle lo supe al cuarto día, cuando me dijiste:
    -Me gustan mucho las puestas de sol; vamos a ver una puesta de sol…
    -Tendremos que esperar…
    -¿Esperar qué?
    -Que el sol se ponga.
    Pareciste muy sorprendido primero, y después te reíste de ti mismo. Y me dijiste:
    -Siempre me creo que estoy en mi casa..
    En efecto, como todo el mundo sabe, cuando es mediodía en Estados Unidos, en Francia se está poniendo el sol.
    Sería suficiente poder trasladarse a Francia en un minuto para asistir a la puesta del sol, pero desgraciadamente Francia está demasiado lejos.
    En cambio, sobre tu pequeño planeta te bastaba arrastrar la silla algunos pasos para presenciar el crepúsculo cada vez que lo deseabas…
    -¡Un día vi ponerse el sol cuarenta y tres veces!
    Y un poco más tarde añadiste:
    -¿Sabes?... Cuando uno está verdaderamente triste son agradables las puestas de sol.
    -¿Estabas, pues, verdaderamente triste el día de las cuarenta y tres veces?
    El principito no respondió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Salva. Yo ahora tendría que hacer como el Principito y no responder, ¿no es así?

      O mejor te envío un mail.

      Muchas gracias por este precioso pasaje de El Principito

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. A mí también me gusta mucho las puestas de Sol, son tan tan "romanticas" :PPPP
    En serio, son bonitas, últimamente las veo mucho, porque en Matalascañas se pone el Sol sobre el mar y los tonos anaranjados son impresionantes. El día que leía esto por la noche, la puesta de sol había sido interesante, porque ví a una familia como la esperaba en la orilla y un niño de no más de 8 o 9 años al ver como el Sol se hundía en el mar, se quejaba cómicamente diciendo "noooo, por queeeeeé"!! y algunos le reían su gracia. Entonces me acordé de que hay mucha gente que aún se despiden diciendo: "hasta mañana, si Dios quiere" y cuando alguien le dice, "pues claro, por qué no?" la persona contesta, quién sabe, a lo mejor no.
    Hace ya muchos años que no veo la puesta de Sol con miedo de no volver a verlos, pero hubo un tiempo en el que también creía que tal vez alguna mañana... quizás no volviera a salir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por contármelo. Un abrazo Nono.

      Eliminar