jueves, 16 de febrero de 2017

413. EL BELTRÁN POCO CONOCIDO.


Ayer recibí el libro Aspectos Curriculares Poco Conocidos de Nuestros Poetas Visuales, un proyecto del Boek861 en colaboración con La Ultima Puerta a la Izquierda (LUPI) en el que tengo el privilegio de estar y contar cosas que normalmente guardo.

Cosas como que, cada mañana, antes de salir ala calle, rezo el Manifiesto Parra, auténtico padrenuestro de todos los poetas.

Y del resto, como dicen por ahí, el que quiera saber que se compre un libro.


martes, 7 de febrero de 2017

412. EL VISADO REVISADO.

La primera convocatoria de Mail Art para el Día Escolar de la Paz y la No Violencia indicaba en sus bases la necesidad de que en la obra aparecieran de forma expresa las palabras "urgente" y "refugiados".

Gente Urgente es mi propuesta de participación en el proyecto, y está realizada sobre la página de visados del pasaporte de una señora que hace muchos años tuvo que marcharse de España.

domingo, 5 de febrero de 2017

411. APARECER, DESAPARECER.

Quizá porque vengo de la tierra donde brota un río que luego desaparece. Quizá sólo por mi inconstancia. El caso es que me hice experto en quitarme de en medio.

Desaparecido es mi contribución al número 13 la revista ensamblada Zine in a Box, editada por Patricia Tic Tac en Starnberg (Alemania), y está hecha con las páginas de una novela rosa impresa en 1925. 

Con ella, comienzo a volver.

martes, 1 de noviembre de 2016

410. ESCENAS DE SOFÁ.


Pues sobre Halloween, lo único que se me ocurre contar es que hace algunas semanas encontré en El Jueves (rastro sevillano) una edición en miniatura del Don Juan Tenorio editada en 1949. Y que, a los pocos días, descubrí entre sus páginas la nota que la mujercita le había dejado al anterior propietario del libro. 

Sé que no es mi mejor historia pero os pido que también valoréis el mérito de levantarse, en un día de fiesta,  del sofá para escribirla.

domingo, 25 de septiembre de 2016

409. EL VERANO DE LOS MILAGROS, URUEÑA.


Demasiado tiempo sin escribir. Últimamente la inspiración me ha pillado muy ocupado y he preferido vivir a contarlo.

El caso es que ahora, que ya ha terminado, me gustaría contar dos o tres cosas que han ocurrido este verano.

La primera se llama Urueña o el milagro de las nueve librerías y los cinco museos en un pueblo de menos de doscientos habitantes.

La segunda o, más bien, el milagro dentro del milagro, se llama La Visión de los Días, una ocasión única para conocer de cerca la obra experimental y editorial de Francisco Pino.
-------------------------
La foto es de un señor que estaba pintando la pared del  huerto de su casa, a la sombra de la muralla del siglo XIII. 

jueves, 23 de junio de 2016

408. EL GENIO

A los pocos días de enterrar a mi padre, hice un poema con su monedero. Guardé en su interior algunas letras, lo fotografié y le puse de nombre La Fortuna.

Mi padre murió sin saber que yo escribía. Que dedicaba mi tiempo a disparar fotos, a estudiar las vanguardias artísticas, al arte del collage. En una palabra, a lo inútil.

Hoy, un señor desconocido me pide permiso para utilizar el poema. Quiere que La Fortuna sea la imagen de portada del próximo número de su revista.

Cuando yo era un niño, algunas de mis ocurrencias desesperaban a mi padre. Un día, enfadado de verdad, me aseguró que yo, de mayor, sería un genio o sería otra cosa. 

Imagino que, en algunas semanas, un ejemplar de la revista llegará al buzón. Ese día, como todos, voy a acordarme de mi padre. Incluso, puede ser que me invada la tentación de contar algo, a los que aún quedan, sobre esta forma mía de vida.

Por lo demás yo siempre lo he sabido. Lo sabía cuando era un niño y lo sigo sabiendo ahora. Que soy un genio. Un genio de esas lámparas que alumbran con una luz extraña.

domingo, 5 de junio de 2016

407. AGUA O EL POEMA QUE EMPIEZA CON LORCA Y TERMINA CON LORCA.

Agua que corre, libre, en abundancia
manada del aljibe limpio y claro

que habita el interior de los poetas.

La verdad, toque fiesta o toque luto
sigue su curso en palabras cisterna
que abastecen la casa del sediento.

Por eso el de Granada no se ha muerto
como los que se olvidan para siempre
en un montón de perros apagados.

Sus versos no son el agua pasada.
Cerró el piano pero siguió la música
quedará el dolor pero no el silencio.