jueves, 20 de marzo de 2014

318. LO MINÚSCULO.

Anoche un amigo pronunció su discurso de ingreso en una institución y habló sobre la Micrología o el arte de lo pequeño. Yo me sentí muy identificado porque desde hace algunas semanas lo único que realmente quiero es aprender a hacer barcos de papel y eso, en realidad, no debe ser una gran empresa.

Hace tiempo que lo sé. Que la felicidad existe y que es exactamente ahí, en lo minúsculo, donde reside.

lunes, 17 de marzo de 2014

317. LOS IMANES.

Hace tiempo que no me paso por aquí y que prefiero el bloc al blog.

Hace tiempo que todo lo importante está escrito en una esquina de la puerta del frigorífico.

martes, 11 de febrero de 2014

316. JOAN BROSSA Y YO.


Hoy, 11 de febrero de 2014, a las 19.00 horas, se inaugura en Barcelona la exposición de Poesía Visual organizada por la Asociación de Escritores de Euskadi con la colaboración de la Fundació Joan Brossa.  

La muestra recoge las obras seleccionadas en el Segundo Premio Internacional de Poesía Visual “Juan Carlos Eguillor” así como la proyección de una veintena de poemas objeto y poemas visuales de Joan Brossa.

Esto significa que mi poema visual El Rescate va a compartir espacio con el gran maestro, lo que me hace profundamente más feliz.

La exposición tendrá lugar en la sede del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Barcelona en la calle Bon Pastor número 5 de Barcelona y permanecerá abierta hasta el próximo día 30 de marzo de 2014.

lunes, 10 de febrero de 2014

315. LOS DÍAS BONITOS.

Dejas sobre la mesa el libro que andas leyendo. Te levantas del sillón y vienes a verme, al sofá. Entonces yo hago lo propio y dejo el Canto a mi mismo, de Walt Whitman, al lado de tu novela sueca.

Me abrazas y, sin venir a cuento, me dices que te encantan los días así.

Yo, en cambio, prefiero callar. Aun sabiendo que eres tú, y no la lluvia, quien hace bonitos los días.

lunes, 27 de enero de 2014

314. RUN AWAY.


También a mi 
me gustaría huir.

Huir como se huye
cuando no se hace
por razón del miedo.

Tumbarnos en el suelo
o en la roca más alta
pero saber que estamos
y que no vamos a parar.

Porque no hay nada como huir
ni nada mejor que tú y yo.

martes, 21 de enero de 2014

313. LA TALA.

Hace unos meses me llegó una invitación para participar en una convocatoria sobre el Holocausto a la que, para ser completamente sincero, no presté demasiada atención.

Pero ocurrió que la semana pasada fuimos a ver una película de amor y, cuando nos quisimos dar cuenta, la historia transcurría en un campo de concentración. Y las mariposas se convirtieron en un dolor de estómago.

Entonces me acordé de aquél árbol talado que fotografiamos una noche, volviendo de fiesta en Bellavista y entendí, en un segundo, lo que la noche de la foto se me había escapado.

La Tala es mi contribución a la convocatoria de mail art organizada por el Istituto Omnicomprensivo Statale de Casacalenda (Italia) con motivo de la celebración del Día de la Memoria

lunes, 20 de enero de 2014

312. LLEGÓ.

La bandeja de poliespán llegó, pese a su fragilidad, entera.

Me imagino que hubo un cartero que, al verla, la salvó del aplastamiento de la saca de correos y la colocó encima del resto de paquetes y cartas.

Decidme si esto no es razón suficiente para seguir creyendo en el ser humano. 

Porque, aunque nos hayan enseñado que, para sobrevivir, hay que ser fuertes, ocurre que, a veces, sólo mostrando nuestra fragilidad llegamos a conocer lo mejor de los que nos rodean.